Salta al contenido

¿Para qué sirve explorar y descubrir tus talentos?

Descubrir y potenciar tu talento natural es más importante para disfrutar de una vida plena, abundante y feliz de lo que parece o nos han enseñado.  Existen varios métodos eficaces para explorar los talentos naturales y aprender a diferenciarlos de los adquiridos a lo largo de tu vida. Algunos expertos en la exploración y estudio del talento como el inglés Ken Robinson, autor del famoso libro “El Elemento” o el español Alberto Sánchez-Bayo, autor del libro y taller denominado “Arqueología del Talento”, que utilizan en las exploraciones herramientas de coaching, e incluso la hipnosis ericksoniana, para explorar directamente en el subconsciente, destacan que no es tan sencillo que veamos o seamos conscientes de nuestros propios talentos.

Normalmente, los descubrimos porque alguien, un amigo, profesor, tu padre, una situación extrema, etc., casualmente nos hacen de espejo para poder verlos. O porque eres una persona inquieta y tomas la iniciativa de buscarlo y trabajar con un coach o mentor profesional que te sirva de espejo. Algunos suelen comparar el talento con la salud, porque no nos damos cuenta de que lo tenemos hasta que nos falta por alguna circunstancia imprevista. Si de verdad te interesa descubrirlo, es necesario que te conviertas  en explorador de tu propio talento y que hagas algo para buscarlo y poder identificarlo conscientemente.

¡Ojalá nos hubieran enseñado a hacerlo en el colegio! Nos facilitaría mucho más la vida y alcanzaríamos nuestras metas antes, sin chocarnos con tantos obstáculos en el camino.

El talento natural es un don único, personal e intransferible que tenemos con el que venimos de “fábrica”, por decirlo de una forma gráfica. Todos nacemos con algún don, seamos conscientes de ello o no. Es algo que es inherente a nosotros mismos, que hacemos con facilidad, soltura, que nos divierte y perdemos la noción del tiempo cuando los usamos. Es una inteligencia espontánea que probablemente forma parte de nuestra esencia. Todo lo que hacemos con nuestro talento natural, ya sea para nuestro propio disfrute o por motivos profesionales, sale de forma fluida, aunque algunos talentos necesitan pulirse y requieren de cierto entrenamiento para conseguir brillar por sí mismos, como por ejemplo tocar bien el piano o jugar al golf como un golfista profesional. Un gran pianista aunque haya nacido  con un don para la música, si no lo desarrolla un mínimo practicando, no podrá destacar, su talento habrá pasado desapercibido y se habrá desaprovechado. No todos los talentos llegan a ver la luz o destacar en la vida.

¿Cuántos talentos conoces que no se han desarrollado a tu alrededor? ¿De verdad crees que conoces tus talentos o dones naturales y sabes diferenciarlos de los que has aprendido por necesidad para subsistir en tu vida? ¿Realmente disfrutas de ellos o los has desarrollado por obligación? ¿Qué necesidad cubre tu talento natural?  Y por último ¿para qué quieres usar el tuyo, si lo has podido descubrir? Esas son algunas de las preguntas que se suelen plantear y que podemos ayudarte a resolver en los procesos de coaching donde exploramos el talento.

Algunas personas me han preguntado últimamente en los talleres, ¿para qué sirve conocer tu talento o talentos?, si tuvieras varios. ¿Es necesario ser consciente de ellos? Este es un tema que me ha interesado  mucho en los últimos años desde que empecé a usar el método del coaching y sus herramientas en el deporte y la empresa. Después de asistir a un montón de talleres y participar en varias dinámicas orientadas a explorar el talento, por fin, me he dado cuenta de la gran importancia que tiene este tema en el desarrollo personal e incluso la felicidad de las personas.

Después de mucho explorar, para mí ha quedado claro que el talento está al servicio del propósito de vida y no al revés. Tu vida tendrá más sentido si le das un propósito, si descubres para qué quieres usar tu talento. Si le das una dirección que te llene y satisfaga por dentro, no sólo económicamente o profesionalmente. Si, por poner un ejemplo, tu talento fuera la creatividad musical o tienes el don de la palabra, tú decidirás a lo largo de tu vida para qué quieres aplicar ese don y el ámbito profesional o personal de aplicación. Podría ser para enseñar, para disfrutar, para compartir, para ponerlo al servicio de alguna causa altruista o lo que te parezca más conveniente. 

Este es un tema que me apasiona, me motiva mucho y he investigado durante bastante tiempo para poder ayudar a las personas que acuden a mí con el deseo de explorarlo, identificarlo y desarrollarlo como mejor les convenga y les permita disfrutar más y mejor de su vida. ¿Te interesa explorar los tuyos? Aquí estamos, dispuestos a ayudarte si de verdad quieres convertirte en explorador de los dones naturales y únicos con los que has venido a este maravilloso planeta y que son, en definitiva, un signo de tu propia identidad. 

 

Un Comentario Envía un comentario

Trackbacks y Pingbacks

  1. Potenciar el talento | Home

Deja un Comentario

Puedes usar HTML básico en los comentarios. Tu email no será publicado.

Suscríbete a los comentarios vía RSS